Las 5 grandes mentiras sobre el vino

Todos tenemos ciertas ideas preconcebidas sobre el vino. Ya sea porque nos las explicaron mal desde el principio o porque no nos hemos molestado en intentar aclararlas.

El equipo de sumilleres de Vinissimus, una de las empresas más punteras de Europa en el sector de la compra de vino online  (y que además esta fundada en España), ha desmontado algunos de los mitos más comunes en torno al consumo del vino.

Para Vinissimus, las 5 grandes mentiras del vino son:

1.  Los tintos mejoran con el tiempo, y los blancos mejor del año.
¡Falso! Hay vinos tintos que se elaboran para ser consumidos de manera casi inmediata, manteniendo su frescor y sus características. Del mismo modo, algunos blancos, por el tipo de uva o por la forma de elaborarlos, ganan mucho cuando tienen crianza, alcanzando así toda su complejidad.

2.  Desconfía de los vinos con tapón de rosca.
¡Falso de nuevo!. El corcho puede ser mejor para vinos que vayan a tener una larga evolución en botella, pues permite una cierta oxigenación, pero también puede infectar el vino con la llamada enfermedad del corcho o TCA.

Al final es algo cultural, ya que en Estados Unidos y en bastantes países de Europa muchos de los vinos de mayor calidad se embotellan con rosca, que no permite que entre oxígeno, pero tampoco hay riesgo de que el caldo se estropee.

3.  El tinto a temperatura ambiente y el cava muy frío.
La expresión “temperatura ambiente” tiene su origen en los castillos franceses, cuando, hace siglos, las temperaturas eran mucho más frías y no existía la calefacción. En la actualidad, la temperatura ambiente de cualquier casa puede rondar los 22º, inadmisible para un vino, que debe servirse entre los 14º y los 16º. Con respecto a los espumosos, deben disfrutarse entre los 5º y los 8º, por debajo de este punto, sus aromas se pierden debido al frío

4.  Blanco para el pescado y tinto para la carne.
¡Error!  Existen demasiados tipos de pescado y de carne como para poder generalizar. Además, en un buen maridaje intervienen muchísimos elementos, como: intensidad de sabor, tacto, cocción, salsas, etc. ¿Alguien diría que no a un blanco con pollo en salsa o a un tinto suave con un buen atún?

5.  El rosado es el “primo pobre” de los tintos.
Puede que hace tiempo esto fuera así, pero hoy en día son multitud las    grandes bodegas que elaboran rosados de una enorme calidad. Al ser vinos versátiles, acompañan a la perfección a muchos tipos de platos: verduras a la brasa, arroces mixtos y fideuás, pizzas caseras…

“El mundo del vino es apasionante y hay que dejar claros muchos de los mitos que se construyen a su alrededor,  para que las personas que quieran aprender más sobre el vino tengan claros todos los aspectos y no caigan en los tópicos más comunes”, explica Toni Vicens, fundador de Vinissimus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑