Sal de Ibiza, mucho más que sal

Sales hay muchas: común, marina, roja, del Himalaya, de bambú, ahumada… Y aunque en el fondo son todas muy similares, es cierto que para algunos platos unas van mejor que otras. Dentro de esta corriente, Sal de Ibiza tiene una propuesta muy interesante y que, sobre todo, va más allá de la sal.

Recogida exclusivamente en la Reserva Natural del “Parc Natural de Ses Salines d’Eivissa” (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999), se elabora de forma natural.

No contiene aditivos ni conservantes y no ha sido sometida a refinado. Su proceso de elaboración consiste simplemente en ser secada al sol y molida posteriormente en piedras centenarias.

De la zona de donde se obtienen los productos de Sal de Ibiza se extrae la sal desde hace más de 2.700 años, y es que sus propiedades y beneficios para la salud, por supuesto de forma moderada, son muy conocidos.

Una sal (y más cosas) para gourmets

La línea de productos que ofrece Sal de Ibiza está pensada para los grandes amantes del cloruro de sodio.

Entre sus distintos tipos encontramos:

  • Fleur de Sal (Flor de sal), que se vende en un tarro de cerámica y que aporta un toque muy sutil y aromático al aderezar con ella los platos.
  • Granito, con un tipo de grano más grueso que resulta perfecto para darle el toque final a la comida.
  • Granito Mixes, que es el mismo tipo de sal que la anterior, pero enriquecida con otros ingredientes que añaden color y sabores diferentes a los de la sal gracias a incluir chile picante, pétalos de flor de hibisco, pimienta verde y limón o jengibre.

Además de esto, Sal de Ibiza ofrece otros productos, en los que siempre está presente la sal de una u otra forma: chocolate, frutos secos, patatas fritas con trufa blanca o al vinagre de Jerez…

Lo que sí hemos de decir es que los precios no son especialmente baratos. Por ejemplo, el tarro de cerámica de Flor de Sal (125 gramos) cuesta 15 euros; una bolsa de patatas a la trufa blanca (125 gramos) son casi 4 euros; el chocolate a la sal ronda los 6 euros; y los botes de Granito Mixes cuestan 7 euros.

También es cierto que los productos lo valen. Se trata de una línea gourmet, dirigida a un público muy concreto, y de muy alta calidad, por lo que merece la pena probarlos.

Se pueden comprar en tiendas gourmet o en superficies como El Corte Inglés.

 

Un comentario sobre “Sal de Ibiza, mucho más que sal

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: