El Perro y la Galleta: buena comida, buen ambiente y… mascotas

Una de las grandes cualidades de Madrid es la de poder ir caminando sin rumbo fijo y tener la posibilidad de pararte a comer en un restaurante que no conocías y donde, probablemente, termines viviendo una experiencia gastronómica alucinante. Eso es lo que sucede con El Perro y la Galleta.

Esto es algo que puede ocurrirte en casi cualquier parte de esta gran ciudad, que ofrece alternativas para todos los gusto y bolsillos. En este caso, el restaurante se encuentra justo enfrente de El Retiro, en la calle Claudio Coello, 1, junto a la Puerta de Alcalá.

El local ya cautiva desde fuera, con unos ventanales enormes que te invitan a entrar y una decoración exterior que recuerda mucho a los elegantes locales madrileños de los años 50 y 60.

Y la cosa mejora todavía más cuando cruzas sus puertas, ya que en el interior nos recibe un espacio acogedor, luminoso y rematado con un gusto tremendo conseguido gracias al decorador Carlos Moreno Fontaneda (perteneciente a los famosos fabricantes de galletas, algo que no deja de ser curioso en este caso…).

Una carta a la altura del lugar

La carta de El Perro y la Galleta es amplia y tiene una enorme variedad de entrantes. En Gastronomista probamos las Berenjenas rebozadas en galletas con parmesano y pomodoro (plato obligado en la casa); las Croquetas de queso de cabra con miel y melocotón; y Tartar de atún con aguacate, mango, jengibre y sésamo.

Para los platos principales nos decantamos por los Chipirones encebollados con falso risotto de gambón y la Presa ibérica con berenjenas asadas y chips de yuca.

Tampoco faltaron los postres, otra de las especialidades de la casa y no aptos para los poco golosos. En nuestro caso: Carrot Cake y Tarta de “mamá” de galleta y chocolate.

Debemos decir que no nos decepcionó ni uno solo de los platos. El punto de la carne, la elaboración de las croquetas, la calidad de los pescados… todo de diez. Si acaso, hemos de reconocer que sus famosas berenjenas rebozadas con galleta nos parecieron un poco sobrevaloradas…

La carta de vinos, sin ser nada del otro mundo, es muy correcta también.

El precio medio por persona, siempre dependiendo de lo que pidáis, por supuesto, está entre 25 y 30 euros. Bastante razonable si tenemos en cuenta la ubicación, el local y la calidad de los platos.

Además, si sois amantes de los perros, El Perro y la Galleta es un restaurante “dog friendly”, es decir, podéis ir con vuestra mascota siempre y cuando esté bien educada y no suponga un problema para el resto de comensales.

Así que ya sabéis, si estáis por la zona o si acabáis de dar un largo paseo por El Retiro con vuestro amigo de cuatro patas, no os lo penséis demasiado porque el sitio merece muchísimo la pena.

Página Web: www.elperroylagalleta.com

Dirección: C/ Claudio Coello, 1. Madrid.

Teléfono: 606 82 24 21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: